Circular Nº8

La Orotava, a 17 Junio 2021

Estimados todos:


A las puertas ya de este fin de curso, quiero ponerme en contacto con todos y cada uno de los que conformamos la comunidad educativa: familias, alumnos, profesores, personal de administración y servicios y miembros de la Junta de la AMPA.

Como   todos, en este comienzo de curso 2020/21, experimente sentimientos encontrados, miedo y alegría, incertidumbre y deseos de volver a la normalidad… y en medio de todo esto, nuestro colegio: sordo, vacío, triste… ¿Qué pasará?

Ese miedo fue poco a poco desapareciendo y sobre todo en la medida que fui confiando en aquel, que nunca falla, Jesús de Nazaret y Ella «Nuestra Virgen Milagrosa» que ha estado y está realizando los milagros de cada día, esos que no se ven, esos que como una madre los va realizando en silencio, sin que se note. Ella nos ha cuidado, nos sigue acompañando y ha hecho posible el llegar hasta aquí.

¡GRACIAS MARIA!

En este tiempo de dificultad también descubrí cuánta generosidad se multiplicaba. Todos han colaborado, se han sentido ayudados, han sido inventivos para llegar allí donde la presencia física no era posible “el Amor llegó a ser creativo hasta el infinito”

¡GRACIAS!

Es cierto que cuando esto no se ha dado, como humanos que somos, se ha sentido agobio, carga, peso y a veces cansancio psicológico, al igual que por parte del alumnado: nerviosismo, agotamiento…

Entonces me sentí cuestionada. Es que, ¿acaso no somos unos privilegiados? No hemos tenido apenas casos de contagio, tenemos un trabajo, tenemos… Total, que nos tenemos que sentir unos privilegiados. Y eso porque nos hemos apoyado los unos a los otros, nos hemos ilusionados con nuestros alumnos, que nos han dado ejemplo de aguante con sus mascarillas, que han soportado tanta norma, tanta distancia, tanto deseo de achuchón que quedaba en el camino.

Y es que nos tenemos que sentir felices de VIVIR, de poder continuar, de poder aportar nuestro granito de arena en estos tiempos tan difíciles.

Y a pesar de toda esta situación, el colegio ha seguido mejorando con el esfuerzo de todos gracias a sus colaboraciones y aportaciones tan necesarias sin las cuales esto no es, ni será posible.

Sabemos que solos no podemos, que solo entre todos llegaremos a dar esa educación integral a nuestros alumnos, esa que han soñado al elegir el Centro.

¡GRACIAS!

No quiero terminar sin decirles como Titular del Centro y en nombre de la Comunidad de Hijas de la Caridad que estamos a disposición de la comunidad educativa para hacer posible entre todos nuestro fin, que no es otro que el hacer posible que nuestros alumnos lleguen a hacer vida nuestro lema: “Saber más para servir mejor”.

Deseo para todos un feliz verano, que nos llenemos de energía, que sigamos manteniéndonos fieles al cumplimiento de las medidas sanitarias para poder iniciar en septiembre, un curso más normalizado, en el que las distancias impuestas hasta ahora se vayan reduciendo y los abrazos puedan volver a unirnos.

Gracias de nuevo por llegar fuertes hasta aquí.

“Saber más para servir mejor”

Sor Clotilde del Pino

Comments are closed.